Uso del cannabis en el deporte

Este articulo te ayudará a comprender el debate sobre el uso del cannabis en el deporte de alto rendimiento, los efectos en los deportistas y hasta dónde llega la prohibición de esta.

Cannabis y Dopaje

El cannabis fumado en forma de marihuana o hachís se considera una de las drogas más comunes y utilizadas en todo el mundo. Su gran protagonismo dentro de las sustancias catalogadas como psicoactivas ha generado una gran conmoción dentro del mundo de los deportistas, quienes consideran que no es una droga que pueda llegar a elevar el rendimiento deportivo de quienes la usan, y que por tal motivo no debería encontrarse dentro de la lista de sustancias prohibidas por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Pero realmente ¿Cuál es el efecto del Cannabis en el cuerpo? ¿Es ilegal el uso del Cannabis en el deporte?

Para el Dr. Franchek Drobnic “En lo que nos afecta, en el deporte, desde que en 1989 los derivados del cannabis fueron incluidos por el Comité Olímpico Internacional en la lista de sustancias consideradas dopaje, su presencia parece ir en aumento año tras año”. También es cierto, que con el paso del tiempo las restricciones al uso del Cannabis y de sus derivados han ido disminuyendo progresivamente.

  • El Cannabidiol es un componente primario del Cannabis que desde el 1 de enero de 2020 está permitido en todos los deportes profesionales.

A pesar de que la AMA decidiera en 2018 retirar el Cannabidiol de la lista de sustancias prohibidas, el consumo del THC aún se encuentra prohibido por la legislación de esta organización, quien ha establecido tres factores fundamentales para determinar si una droga debe ser considerada dopaje:

  1. Que mejore el rendimiento del deportista
  2. Que viole el espíritu del deporte
  3. Que represente un riesgo para la seguridad al afectar el juicio y los reflejos.

Para el caso del Cannabis, el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió prohibir la droga con la justificación de que esta “es ilegal en la mayoría de los países del mundo y porque viola el espíritu del deporte”.

Dicha decisión que ha llegado a ser altamente cuestionada por deportistas que, aunque consuman de manera recreativa el Cannabis, no necesariamente se encuentran bajo los efectos de esta misma al momento de una competencia deportiva, pues “a diferencia de otras drogas, el cannabis es lipofílico. Eso quiere decir que cuando alguien fuma un porro, el THC se almacena en el tejido graso y los metabolitos que se generan se van liberando al torrente sanguíneo poco a poco. Eso quiere decir que, si me fumo un porro hoy y tengo una competición en una semana, puede ocurrir que dé positivo, sin que signifique que estoy bajo el efecto del cannabis”, detalla Onintza Sagredo, miembro de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides y profesora de Medicina de la Universidad Complutense.

  • Las sanciones impuestas por el uso del Cannabis en el deporte son ‘blandas’, de pocos meses, lejos de los dos años de las sustancias puramente dopantes.
También te puede interesar:  Anabel González se convierte en la primera mujer umpire del béisbol venezolano

Además, dichas sanciones han disminuido notablemente desde el año 2022, esto último se debe a la gran conmoción que generó la suspensión de la atleta Sha’Carri Richardson de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Tanta fue la presión en redes sociales que la AMA se vio en la obligación de emitir un comunicado en el que se comprometían a reevaluar el estado del THC como una sustancia prohibida.

 

Consumo del Cannabis en la actualidad.

A pesar de que para el año 2023, se considere ilegal el consumo del Cannabis en el deporte, se podría decir que tras los últimos eventos presentados desde el año 2020 hasta la fecha frente al uso de este. Se evidencia un ligero cambio frente al tabú que genera el consumo de marihuana en los deportistas de alto rendimiento. Así mismo, han existido ligeras modificaciones en la reglamentación del deporte de alto rendimiento que dejan ver un posible desenlace frente al tema en cuestión, en donde todo parece indicar que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) terminará retirando la marihuana (o el THC específicamente) de la lista de sustancias prohibidas con algunas excepciones a ello.

Una prueba de ello se puede evidenciar en el reciente acuerdo firmado en 2022 entre la asociación de jugadores y la NBA con una vigencia de 7 años. En el mismo se establece que no existirán sanciones por consumo de marihuana para los jugadores que realicen dicha actividad. Entonces, se puede ver como una forma de presión por parte de una de las franquicias del deporte de elite, que hoy en día considera que el uso del Cannabis no debe tenerse en cuenta como una sustancia dopante, por consiguiente, esta y sus compuestos deberían ser excluidos por completo de la lista de sustancias prohibidas establecida por la AMA.

También te puede interesar:  Mecanismo de Solidaridad en el Fútbol