El lado oscuro de la pantalla de WhatsApp: su precario valor probatorio

Los pantallazos de WhatsApp tienen un lado oscuro que es su valor probatorio, ello es producto de las imprecisiones conceptuales en cuanto a autenticidad e integridad.

Este tema es abordado por José Luis Tamayo, abogado litigante especialista en Derecho y privacidad digital, protección de datos personales, pruebas electrónicas y ciberdelitos, en la video conferencia «El lado oscuro de los pantallazos de Whatsapp: precario valor probatorio»  organizada por Universitas Fundación y la Catedra Jorge Rossell.

Los pantallazos de WhatsApp y su lado oscuro

¿Qué es un pantallazo de WhatsApp? ¿Tienen valor probatorio? ¿Cuál es su lado oscuro? Son algunas de las interrogantes que intenta resolver Tamayo al referirse a la siguiente sentencia en Bogotá de fecha 30 de noviembre:

La Comisión Nacional de Disciplina Judicial (CNDJ) profirió un fallo en donde ratifica que los pantallazos de WhatsApp son pruebas documentales. En este caso, confirmó la sentencia de una comisión seccional que declaró responsable a una abogada por informar de manera falaz lo que había pasado durante el trámite de despojo de un inmueble a su cliente.

Esta decisión, por demás temeraria, nos remite a la presunción, de la citada comisión, de que alrededor de los pantallazos y la impresión del correo electrónico opera una presunción de autenticidad.

La noción existente sobre el pantallazo es imprecisa; existe la tendencia a confundirlo con el documento electrónico y mensaje de texto cuando es, en esencia, una fotografía carente de esos caracteres.

Y la desactualización en materia tecnológica en el mundo del Derecho es preocupante, más aún, en tiempos donde la Inteligencia Artificial puede intervenir y distorsionarlo todo.

¿Te interesa conocer más sobre este tema? 

Universitas Fundación te invita a participar en el Seminario Internacional de Derecho Comparado: Derecho Procesal Penal el cual hará énfasis en la evolución y tendencias del sistema procesal en diferentes épocas y contextos y en los principios y procedimientos que den inicio a las garantías procesales. 

Si quieres ampliar esta información visita 👉https://universitas.site/procesal-penal/

Si te interesa participar, puedes postularte por una beca aquí 👉 https://mailchi.mp/a01342c71f02/becas

El valor probatorio de los pantallazos de Whatsapp

Un pantallazo tiene fuerza probatoria en tanto y cuanto se le reconozca como tal; su desconocimiento invalida el procedimiento. Alrededor de su promoción existen vacíos jurídicos.

También te puede interesar:  Prisiones en tiempos de Covid una mirada a la luz de los derechos humanos

Si partimos de la consideración de que el pantallazo de un chat es una simple fotografía, no puede acreditar absolutamente nada.

Por lo tanto, su promoción probatoria puede y debe hacerse a través de un documento electrónico siempre y cuando reúna las siguientes características.

  • Que  el chat se haya exportado, íntegro, al correo electrónico.
  • Dicho correo garantice los metadatos, fecha y nombre.
  • El documento certifique su integridad y la imposibilidad de alteración mediante el hach.
  • Así como también se presente el documento en formato plano, completamente limpio y sin aditamentos en su escritura.

Por ende, la presunción de autenticidad es del documento electrónico y no del chat, aunque su soporte sea digital y no de papel.

Las pruebas que se deben promover, son, en concreto, el correo electrónico y el citado documento, evidencias originales a consignar en CD o pendrive y protegidos por el hach.

¿Cuál es el lado oscuro de los pantallazos de WhatsApp?

La Inteligencia Artificial interviene cada día más en diversos espacios lo cual puede redundar en ciertas reservas del proceso probatorio. Por ejemplo, sobre la presunción de autenticidad y el valor de la prueba.

En concreto, si el chat es una fotografía, entonces ésta se puede modificar, alterar. Los certificados electrónicos también se pueden editar, borrar, clonar. En consecuencia, la viabilidad se origina en el conjunto de las pruebas.

Un pantallazo de WhatsApp, para Tamayo, puede alterarse con el uso de un tutorial. Tampoco es elemento probatorio y no debe admitirse por sí solo. Agrega la siguiente reflexión:

Usted tiene que litigar con las mismas herramientas de última generación de la actualidad. La jurisprudencia en Venezuela tiene buenas leyes pero no están actualizadas. Por lo tanto hay que modificar muchas cosas.

Para que el  documento electrónico sea promovido como tal, la conversación debe estar contextualizada. También, sometido a la prueba de la prueba para garantizar la cadena de custodia y los términos de privacidad sobre su obtención.

También te puede interesar:  Sistema procesal penal acusatorio y estado de derecho caso Venezuela.

En fin, sugiere Tamayo:

El abogado de hoy en día debe aprender a promover sus evidencias digitales, saber de formatos, de pruebas electrónicas y evidencias digitales. Sólo así dejarán de impulsar pruebas sin su formato electrónico, el nativo con el cual fue creado.

Porque un pantallazo de un chat de Whatsapp por sí solo es la nada desde el punto de vista probatorio.

Si necesita ampliar esta información visite la videoconferencia aquí 👉https://www.youtube.com/watch?v=Lh1u2UDflxc